Luz azul ¿un nuevo concepto para vender más?

Belleza, La piel

Sois muchos los que me habéis preguntado en mis redes sociales sobre la luz azul, ¿qué es? ¿existe? ¿tienen sentido los productos para contrarrestar sus efectos? Así que hoy os voy a explicar desde un punto de vista técnico todo lo que pueda acerca de esta nueva tendencia.

Empezaremos por el concepto ¿qué es la luz azul?

Como supongo muchos sabréis, lo que llamamos luz, es un parte muy pequeña del espectro electromagnético que se compone de distintas longitudes de onda. La luz está compuesta por las radiaciones visibles que van de los 380nm (azul-violeta) y los 750nm (rojo), todas las longitudes de onda que se encuentran entre estos extremos son lo que detectamos como “colores”.

Como veis en la imagen, por debajo de la luz azul, tenemos los famosos rayos ultravioletas (UV) con estudios más que probados sobre los daños que ocasionan en nuestra piel. Y por encima de la luz roja tenemos los infrarrojos (radiación térmica).

Espectro electromagnético visible e invisible

Contra más a la izquierda del espectro nos encontremos, tendremos longitudes de onda más cortas, más energéticas y por lo tanto más peligrosas. Así que no es muy difícil deducir porqué existe una alerta con la luz azul-violeta, la más próxima a la radiación UV y por lo tanto, la más energética y que podría causar mayores daños.

Centrándonos en la luz azul, podemos distinguir dos tipos, la luz azul-turquesa y la luz azul-violeta. Esta última es la más extrema, muy cerca a la luz UV y por lo tanto, con muchas similitudes.

Ahora que ya estamos situados, vamos a ver los efectos de esta luz azul en nuestro organismo:

La luz azul-turquesa tiene estudios probados que demuestran ciertos beneficios:

  • Sincroniza nuestro cerebro y nuestro cuerpo con los ciclos naturales, dormir, comer, etc Esta luz hace que estemos activos y puede incrementar el rendimiento y la capacidad de concentración y aprendizaje.
  • Ayuda también al funcionamiento de la visión y a su protección frente a otras radiaciones.

Pero ¿qué pasa con la luz azul-violeta?

Hay evidencias que indican que la luz azul-violeta puede ser nociva…

  • Para nuestro ojos, causa estrés visual y cansancio, puede dañar la retina y dañar la visión, incluso acelerar la formación de cataratas.
  • Para nuestro cuerpo, alterando el biorritmo, los ciclos de sueño, etc
  • Para nuestra piel, cada vez más estudios apoyan la posibilidad de que esta radiación estimule la hiperpigmentación de la piel y contribuya al estrés oxidativo y por lo tanto al daño en el ADN de los queratinocitos y al envejecimiento prematuro de la piel.

No voy a entrar en tecnicismos sobre los problemas exactos que se pueden ocasionar en la piel, si tenéis dudas escribidme y os lo cuento todo, pero se haría pesado y la entrada sería demasiado larga.

Es importante destacar, que aunque la situación no es alarmante ni mucho menos, si es cierto que cada día aumenta la exposición a este tipo de luz azul, no solo por la producida de forma natural, sino la que producen los aparatos electrónicos, y es que actualmente estamos en contacto permanente con las pantallas de ordenadores, móvil,  televisión, tablets, etc.

Y como era de esperar, las marcas de cosmética han visto una oportunidad de mercado en este contexto que puede aportar innovación y crecimiento.

Las grandes casas que invierten en estudios y nuevas tecnologías en skincare ya se han puesto manos a la obra para encontrar activos que puedan frenar los efectos nocivos de la luz azul, pero tampoco lo están teniendo fácil.

¿Qué pueden hacer las cremas frente a la luz azul?

Se puede actuar de dos formas frente a la radiación, de forma preventiva, con ingredientes que eviten que la radiación penetre en nuestra piel, y de forma correctiva, minimizando o “arreglando” sus efectos cuando ya ha llegado a la dermis.

Los filtros solares (protección preventiva) químicos convencionales, no protegen contra la luz visible y los filtros físicos si que pueden bloquear la luz visible y por lo tanto la luz azul (algunos de ellos), pero son muy poco agradables y dejan un residuo sobre la piel que pocos consumidores aceptarían… Así que algunos fabricantes de materias primas (como Greentech) sacan al mercado activos químicos centrados en proteger la piel frente a este tipo de radiación en concreto.

Pero la mayoría de casas se centran utilizar activos para paliar los efectos ocasionados (protección correctiva), reduciendo el estrés oxidativo, el envejecimiento prematuro de la piel o regulando el ritmo natural de las células.

¿Vemos algunos ejemplos?

Uriage – Age Protect: contiene activos antioxidantes y antienvejecimiento celular, además de un ingrediente patentado de barrera frente a la luz azul.

uriage luz azul

Estée Lauder – Advanced Night Repair Eye Supercharged Complex Recovery: con otro patente llamado ChronoluxCB™, que no he conseguido encontrar nada de información técnica, pero será un activo parecido a este.

estee lauder luz azul

Dr Sebagh – Supreme Day Cream: con un activo derivado de la melanina(creo que es Liposhield) que protege la piel frente a la radiación de alta energía, además de distintos complejos antioxidantes.

Dr Sebagh luz azul

Payot – Blue Techni Liss: al igual que su competidor Estée Lauder, la marca se centra en usar tecnología que recupere el biorritmo natural de las células de la piel.

1809-blue-techni-liss-nuit-1

Guerlain – Orchidée Impériale Brightening and Perfecting: es de los pocos protectores solares (SPF 50) que empieza a pensar en la protección frente a la luz azul.

Guerlain luz azul

¿Qué os parecen? Yo la verdad es que aun no veo este tipo de tratamiento como algo imprescindible en nuestra rutina, así que no he probado nada, si tuviera que escoger empezaría por el producto de Uriage e ir incrementando ¿Y vosotros?

Nos vamos viendo por aquí ♥

-ssharankyna-


Si te ha gustado, no olvides ir al menú inferior y suscribirte al blog para no perderte nada. También puedes darme un like o comentar 😉

* Entrada personal

6 comentarios en “Luz azul ¿un nuevo concepto para vender más?

  1. Interesante. Solo añadir que la intensidad de la luz azul de una pantalla como un tablet o un móvil no puede afectar a la piel porque no tiene la intensidad necesaria. Son radiaciones no ionizantes, es decir, no tienen la energía para liberar los electrones de las capas exteriores de los átomos, produciendo iones que destruyen las células. Pero sí influyen en la actividad neuronal nocturna, rompiendo el ciclo del sueño. Por eso los teléfonos ahora incorporan la posibilidad de desactivar la luz azul por la noche. Suele ser una opción en la pantalla de configuración, tanto iOS como Android. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por tu aportación y tus comentarios. Es un concepto muy nuevo y se están realizando estudios para ver el efecto de la luz azul sobre la piel, y poco a poco van saliendo evidencias, pero es cierto que no he encontrado un estudio directo que hable de la luz azul que proviene de las pantallas. Por eso en mi caso no me preocupo demasiado por este tema (por el momento). Gracias de nuevo, da gusto recibir comentarios como el tuyo. Un saludo

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s