Siliconas ¿tan terribles son?

Ingredientes

De vez en cuando recibo solicitudes de información o preguntas sobre cosmética en mi instagram. Normalmente resuelvo las dudas por privado contestando a vuestros mensajes, pero a veces, si veo que el tema es muy extenso o puede ser de interés para otros, planteo una entrada en el blog. Y este es uno de esos casos…: Las siliconas, esas grandes desconocidas pero que a su vez suenan muchísimo en las campañas de marketing con el claim “libre de siliconas”, ¿por qué?

Empezaremos con una definición muy rápida de los que es una silicona. Este compuesto químico forma parte del grupo de los polímeros, pero con una característica importante, contienen un enlace de silicio y oxígeno, de aquí viene su nombre.

En cosmética se usan muchísimo porque se consiguen texturas muy interesantes y únicas que son muy difíciles de conseguir con otro tipo de ingredientes (como el famoso efecto aterciopelado). Además aportan hemoliencia, protección, brillo y suavidad a la piel y al cabello. Son prácticamente inertes con lo que no producen reacciones con la piel y por lo tanto son adecuadas para sensibles. Pero este aspecto tan positivo para nuestra piel comporta que sean compuestos muy poco biodegradables y por lo tanto conllevan un problema medioambiental.

Existen varios tipos de siliconas, según su densidad y solubilidad:

Hibrosolubles

Son aquellas siliconas que se disuelven en el agua. Son interesantes en cremas, mascarillas, sérums y acondicionadores sin aclarado ya que aportan hidratación, brillo, suavidad y mejoran la peinabilidad del cabello. Dejan un residuo en el cabello que se elimina en el próximo lavado.

Insolubles en agua

Aquí vienen las más odiadas, este tipo de siliconas, a diferencia de las anteriores, no se solubilizan nada o prácticamente nada en agua, por lo tanto pueden llegar a acumularse en el cabello creando el famoso “build-up” si no se combinan con una buena limpieza (con el champú clásico de toda la vida se eliminan) y esto lleva lugar a confusiones. Para cabellos muy finos son demasiado pesadas y los apelmazan. En cambio, para cabellos secos o castigados, son las que aportan un mayor efecto de hidratación (evitan la deshidratación) y protección. Para el rostro, podemos encontrarlas en muchos productos pensados como prebase de maquillaje, ya que suavizan y unifican mucho la piel. Pero no las recomendaría en pieles con tendencia acnéica e imperfecciones, ya que al igual que ocurre con el cabello, si no se tiene un buen ritual de limpieza, se pueden acumular en los poros. La famosa dimethicone pertenece a este grupo.

Prebase de maquillaje

Prebase de maquillaje formulada con siliconas

Dentro de este grupo también encontramos las siliconas volátiles, dicho rápido, compuestos que pesan poquito y que se evaporan muy rápido, con lo cual, aunque sean insolubles, el residuo que dejan en la piel o el cabello es nulo o prácticamente nulo. En la lista de ingredientes las reconoceréis porque suelen ser las que llevan el prefijo “cyclo”. Aportan algo de brillo y suavidad, pero no apelmazan. Un ejemplo de uso es en sprays como substitutas del alcohol para no resecar.

 Para acabar, intentando resumir un poco, mi opinión es la siguiente:

Si tienes el cabello fino y/o la piel grasa con tendencia a las imperfecciones, evita las siliconas insolubles, es mejor para ti usar las hidrosolubles o las volátiles, notaras menor deshidratación y mayor protección sin sensación grasa ni apelmazamiento.

En cambio si tienes la piel muy seca y/o el cabello áspero, encrespado, etc notarás efectos muy positivos con las siliconas insolubles, pero asegúrate de seguir una buena rutina de limpieza. Si no quieres usar este tipo de siliconas pásate al aceite de coco.


 Os dejo una lista de siliconas para que podáis reconocerlas en las listas de ingredientes (INCI): 

Volátiles: Cyclomethicone, Cyclotetrasiloxane, Cyclopentasiloxane, Cyclohexasiloxane. 
Insolubles: Dimethicone, Amodimethicone, phenyl trimethicone, phenyl dimetichone, Cetyl dimetichone, Polymethylsiloxane.
Ligeramente solubles: Behenoxy Dimethicone / polydimethylsiloxane, Quaternium 80, Dimethicone propyl PG-Betaine, Dimetichonol.
Solubles: PEG-xx Dimethicone, Cetyl dimethicone copolyol, Dimethicone Copolyol, Hydroxypropyl Polysiloxane, Lauryl dimethicone copolyol

Nos vamos viendo por aquí ♥

-ssharankyna-


Si te ha gustado, no olvides ir al menú desplegable inferior y suscribirte al blog para no perderte nada. También puedes darme un like o comentar 😉

4 comentarios en “Siliconas ¿tan terribles son?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s