Que si… ¡que me caso!

Boda

Bueno, tarde o temprano tenía que caer esta entrada, y es que una de las cosas que me tiene la mente distraída este año es mi boda, y como toda novia… me encanta hablar de ella (mis damas de honor lo saben muy bien).

Primero os cuento mi pedida, para que vayáis entrando en contexto (y para las mas cotillas 😛 )…

Dos días después de mi cumpleaños, mi chico me llevó de viaje sorpresa a Girona para cenar en el Celler de Can Roca, y no os voy a mentir, se me pasó por la cabeza que quizás me sacara un anillo con el pastel, pero en el fondo, esperaba que no, porque no me hubiese gustado en un restaurante, aunque fuera uno de los mejores del mundo, no es mi estilo.

Al día siguiente me vendó los ojos y me metió en el coche, yo me esperaba una fiesta sorpresa por mi cumple, así que estaba preparada para encontrarme con un montón de gente. Después de unas dos horas de trayecto, paró el coche, me hizo bajar y me llevó unos metros con los ojos vendados y entonces me dijo que me quitara el antifaz, cuando me lo saqué me encontré en un rincón precioso de mi pueblo (El Vilar de Cabó) todo nevado (cuando allí nieva muy poco) y al girarme allí estaba, el chico más guapo del mundo arrodillado con un anillo precioso en la mano. Fue perfecto, emotivo, sencillo y tal como yo lo esperaba, no pude ni contestarle… y lo abracé fuerte como respuesta.

Y a los poco días, por no decir al día siguiente, ¡me puse manos a la obra! Lo primero que hice fue instalarme la app bodas.net (os la recomiendo porque realmente es muy útil) y lo segundo… empezar a mirar vestidos. Después de mucho ver y analizar, me declaro fan de la moda nupcial israelita, marcas como Galia Lahav, Berta Bridal, Riki Dalal, entre otros, joyas hechas vestido, a precio de oro, claro, y totalmente fuera de mi presupuesto (en España los podéis encontrar en alguna tienda de Madrid), aún así, me probé algún vestido de estas firmas y aunque me encantaron, no acabé de sentir que eran para mi, más bien son como un amor platónico.

En octubre fui a un desfile de la nueva colección de Maggie Sottero, y allí si, sentí el amor a primera vista… un vestido precioso, muy de mi estilo, que quedaría perfecto en el pueblo y además, dentro de mi presupuesto.

Al día siguiente fui a probármelo, ya que tenían la talla de la modelo que era la misma que la mía y por fin podía probarme un vestido que no fuera 5 tallas más grande. Cuando me lo probé me gustó muchísimo, pero no me atreví a decir “el si quiero”, así que me fui a casa a reflexionar. Pero por la noche, ya lo tenía claro, llamé a mi madre y le dije: Mama, mañana nos vamos a comprar mi vestido! y de momento no os daré mas detalles…

A partir de este momento hemos ido contratando cositas, con mucha calma puesto que entre la pedida y la boda tenemos 1,5 años para prepararlo todo con 0 estrés.

La boda será en mi Pueblo, en la Iglesia de Sant Miquel, en el Alt Urgell y el banquete en el Castell de Ciutat de la Seu d’Urgell, el próximo Septiembre.

Por cierto, ¿sabéis que ahora está de moda crear un hashtag para tu boda? Es una idea muy original y divertida que te permite seguir todas las publicaciones que se hagan. Nosotros ya hemos pensado el nuestro: #SerAnnFeliços 🙂 es un juego de palabras con nuestros nombres y “serán felices”. ¿os gusta? Yo estoy muy orgullosa de él jaja

Seguro que haré más entradas sobre este tema… ¡tengo muchas cositas que contaros! Contadme sobre vosotros, ¿estáis casados? ¿Preparando boda? ¿No tenéis ni pareja pero ya sabéis como será la vuestra? ¿Sois antiboda total?

Nos vamos viendo por aquí ♥

-ssharankyna-


Si te ha gustado, no olvides ir al menú desplegable inferior y suscribirte al blog para no perderte nada. También puedes darme un like 😉

 

16 comentarios en “Que si… ¡que me caso!

  1. Hola Ann. No estoy casada. Nunca me casaré. Jamás seré la esposa (también llamado grillete) de nadie. hola Pero no soy anti bodas. Respeto y me alegro por quienes están es ese trance si para ellos es importante. Así que, mi más cordial enhorabuena porque era algo que esperabas. Deseo de corazón que te haga muy feliz. Un beso

    Me gusta

    1. Claro lo importante es que cada uno haga lo que le haga ilusión sin tener prejuicios ni presiones. Al final lo que importa es ser fiel a uno mismo pero siempre respetando a los demás! Muchas gracias guapísima! Espero poder disfrutarlo con toda mi gente, eso es lo que realmente me hace feliz 🙂 Un beso!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s